7 cosas que no sabías sobre Harry Potter

Harry

Todo el mundo conoce a Harry Potter, el mago que ha crecido junto a millones de sus lectores y cuyas películas aún siguen engrosando el ránking de las más taquilleras de todos los tiempos. Pero las curiosidades están en todas partes, y el brujo gafitas no se salva. Vamos allá con siete cosas que no sabías sobre Harry Potter.

 

1. La actriz que hacía de Myrtle la llorona tenía 37 años.

Apareció por primera vez en HP: la Cámarade los Secretos, la segunda peli de la saga. Era el fantasma de una cría con gafas que no paraba de llorar, como el propio nombre indica. Aunque el personaje no tenía más de 12 años (bueno, en realidad más, porque era un fantasma, pero qué importa), la actriz que la representaba, Shirley Henderson, tenía 37 años por aquel entonces.
Myrtle
 

2. La escritora de los libros no se llama J. K. Rowling.

Se trata de un título sensacionalista, pero en rigor es cierto. Los editores aconsejaron a Rowling, la escritora de la saga, usar sus iniciales en vez de su nombre completo – Joanne Rowling- para no ahuyentar al público masculino. Pero Joanne Rowling no tenía un segundo nombre, y poner “J. Rowling” podía sonar algo estúpido, así que decidió tomar prestada la K de su abuela Kathleen para construir el nombre por la que la conocemos: J.K.Rowling. Sin embargo, legalmente sigue llamándose, simplemente, Joanne Rowling.

rowling

 

3. Rupert Grint no hizo sus deberes.

Cuando Alfonso Cuarón tomó el mando como director de la saga, en la tercera película, mandó a los tres actores protagonistas que escribieran una redacción sobre sus personajes en primera persona. Emma Watson, que interpretaba a Hermione, entregó una redacción de 16 páginas. El de Daniel Radcliffe, Harry Potter, sólo tenía una. Y Rupert Grint, Ron Weasley, nunca entregó la suya. Siempre fieles a sus personajes, al parecer.

Ron

 

4. En los créditos de la cuarta película, se lee “ningún dragón fue maltratado durante el rodaje”.

Esto ocurre al final de los créditos de Harry Potter y el cáliz de fuego. Poco más hay que añadir. Es de destacar el respeto que tiene el equipo de producción por la vida animal imaginaria.

credits

 

5. Daniel Radcliffe se cargaba las varitas usándolas de baquetas.

Más de 80 varitas tuvieron que fabricar para que Harry Potter no se quedase sin. ¿La razón? Daniel Radcliffe las usaba de baquetas de batería durante los rodajes. Obviamente, se le rompían. Tonto.

Harry

 

6. Gandalf iba a ser Dumbledore.

Tras la muerte del primer actor que hizo de Dumbledore, Alfonso Cuarón contactó con Ian McKellen -conocido por encarnar a Gandalf en el Señor de los Anillos- para ser el nuevo director de Hogwarts. McKellen rechazó la oferta, alegando que “ya tenía suficiente con encarnar a una leyenda”.

Dumbledore

 

7. No sabes pronunciar “Hermione”.

Si dices “Hermión” o algo similar, lo estás haciendo mal. Y no es culpa tuya: muy poca gente sabe cómo pronunciar correctamente el nombre de la bruja protagonista. De hecho, en muchas traducciones, incluida la española, lo pronuncian mal. La dicción correcta de “Hermione” es algo así como Hermayoní. Si quieres saber más, aquí hay una guía para pronunciar “Hermione”. Rowling recibió tantas cartas al respecto que tuvo que hacer que Hermione enseñase a pronunciar su nombre a Victor Krum en el cuarto libro. A Krum y a todo el mundo.

Hermione

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.