¿Cómo sería “Buscando a Nemo” en la vida real?

Mucho, mucho más inquietante. Si ocurriesen los hechos descrito en la película de Pixar, y la madre y hermanos de Nemo fuesen devorados por un depredador, su padre se convertiría en una hembra y se convertiría en la pareja del propio Nemo. Esto es así debido a que los peces payasos son hermafroditas protándricos, lo que significa que nacen todos machos y se convierten al otro sexo según las necesidades del grupo. En cuanto una hembra dominante muere, el macho dominante cambia su sexo para suplirla.

Si bien este rasgo de los peces payaso es ignorado en la película, sí que respeta otra de sus peculiaridades: son inmunes al veneno de las anémonas, y es por ello que las emplean como su hogar.

nemo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.