Los gatos pueden sobrevivir a una caída desde un rascacielos

catfalling

Hace poco, se dio la noticia de que un gato de Boston sobrevivió sin daños serios a una caída de un piso 19. No se trataba de un individuo extraordinario: la mayoría de gatos pueden sobrevivir sin problemas a caídas de grandes alturas. Según un estudio de la clínica veterinaria de Boston, un 90% de gatos sobrevivieron a caídas desde rascacielos. De hecho, es esta habilidad para eludir a la muerte la que dio origen a la creencia de que los gatos tienen siete vidas (o nueve).

¿Y cómo es esto posible? Hay dos factores principales que contribuyen. El primero, que el gato es un animal adaptado a las alturas: su medio natural son los árboles, así que su cuerpo está preparado para soportar todo tipo de caídas.
El segundo, que la velocidad terminal del gato es demasiado baja como para matarle. La velocidad terminal es la velocidad máxima de caída que puede alcanzar cualquier cuerpo, debido a la resistencia del aire. Así, un ser humano puede caer a un máximo de 190 km/h, mientras que un gato sólo llega a los 97 km/h. Además, al ser los gatos animales ligeros, tardan bastante en alcanzar esta velocidad, lo que les da más puntos para sobrevivir.

Sin duda, los gatos son animales extraordinarios. No es de extrañar que en Egipto fueran considerados seres divinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.