¿Por qué se nos arrugan los dedos bajo el agua?

DedosArrugados

Con el verano ha llegado también la temporada de playa y piscina: una época ideal para resucitar esta pregunta que todos nos hemos hecho de niños y a la que muy pocos han conseguido encontrar respuesta. ¿Por qué se nos arrugan los dedos bajo el agua?

Muchos pensaréis que debe de ser la piel ablandándose, o algún otro fenómeno “accidental”. Pero no es así, pues, de serlo, se nos arrugarían muchas más partes, y eso no ocurre. Sólo se arrugan los dedos. Lo cierto es que se trata de un proceso activo: al entrar en contacto prolongado con el agua, los vasos sanguíneos bajo nuestras yemas reciben la orden de constreñirse, lo que provoca las conocidas arrugas que vemos. El simple hecho de que sea un proceso activo y no accidental indica que debe de tener algún fin evolutivo importante, ¿pero cuál?

La respuesta es: mejorar el agarre. Piensa en un neumático. Si no tuviera esos surcos, la mayor parte del tiempo el coche estaría resbalando a causa del pobre agarre que ofrece una superficie lisa. Lo mismo ocurre con las manos: bajo el agua, donde todo es mucho más resbaladizo, el cuerpo decide ayudar un poco a nuestros dedos dándoles arrugas para mejorar el agarre. Así nos era más fácil recoger objetos en entornos húmedos, como almejas, crustáceos o bayas. De hecho, un dedo con daño nervioso no se arrugará bajo el agua.

FingerWithFingers

Este fenómeno fue demostrado por el científico Tom Smulders, que publicó su investigación en la revista Biology Letters. En su estudio, se retó a diferentes personas a recoger canicas a tanta velocidad como fuera posible. Aquellos que habían sumergido sus manos en agua previamente superaron ampliamente a los que tenían las manos secas.

Entonces, ¿por qué no tenemos las manos permanentemente arrugadas? Aún no se sabe con certeza. Una de las hipótesis de Smulders es que reduciría la sensibilidad general de los dedos, que también es útil en otros ámbitos. De hecho, la sensibilidad del dedo humano es mucho más alta de lo que puedes pensar.

 

Fuentes: ABC , El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.