Vemos del revés

Por desconcertante que parezca, estás viendo el mundo del revés. La imagen que llega a la retina es una proyección invertida del mundo real, lo que significa que el techo que ves está en realidad en el suelo y viceversa. Por suerte, nuestro cerebro sabe que sería un caos vivir tan confusamente, y hace una interpretación de la imagen para no marearnos; por eso nos da la impresión de que vemos del derecho.

Se hizo un experimento por el cual un sujeto debía llevar unas gafas que invertían la imagen, esto es, le hacían ver del revés, durante dos semanas. Al acabar este plazo de tiempo, el individuo había olvidado que llevaba estas gafas: creía ver derecho, puesto que su cerebro había aprendido a reinterpretar las nuevas imágenes.

0003

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.